ACUPUNTURA Y
SHEN SHU- EL ESPIRITU DE LOS ANIMALES

Soy pionera y difusora del microsistema -las Zonas Especie Shen Shu Espíritu de los animales

Al decir “soy Pionera y difusora en occidente del microsistema Las Zonas de Especie- Shen Shu- el Espiritu de los Animales”, pienso en china, en mis días pasados junto al taoísta contemporáneo el doctor Shen Po, a su lado practique y estudie Acupuntura en Animales y también el microsistema de las Zonas de Especie Shen Shu, enraizados en los tiempos más ancestrales. El anciano sabio dejando atrás el “progreso”, en la ciudad de Pekín se fue a las montañas, al sur de China, a Si Mao. Gustaba de estudiar y profundizar en los antiguos tratados de la milenaria china, descubrió entre otras cosas este microsistema: “Shen Shu- Compartir el Espíritu de los Animales.
Este insigne maestro, este contemporáneo sabio taoísta enamorado de la naturaleza, y de los animales, me enseñó el método estas Zonas de Especie- Shen Shu, Zonas que existente en ambos lados de la columna vertebral de los animales y las personas, recuerdo con vehemencia como me hablaba de este antiquísimo sistema, recuerdo cuando me decía con mucha cautela, como el que quiere y no se a atreve a desvelar un secreto: “En nuestro cuerpo y en el de los otros animales hay dos Zonas de Especie Shen Shu: Enseñándome y practicando con los animales que le traían… los días en Si Mao eran especiales, yo aprendía como envuelta en el descubrimiento de un misterio, los animales mejoraban tras aquel ritual ejercido con blancas y finas manos que acariciaban o, escribían como envueltas en sutiles velos de seda en el lomo de los animales … tu puedes hacerlo, me decía, y también enseñarlo… pero trasmitir el admirable misterio que encierra, y envuelven miles de años de experiencia, de cúmulos de cuando a los animales y personas se encaminaban y convivían hacia un proyecto de vida, no es fácil, ni menos en occidente.
Me autorizó para y enseñarlas… así lo he hecho, pero ¡¡¡ya…!!! algunas personas aprovechando la “picaresca” que atañe a los occidentales dicen saberlas y enseñarlas.

De de momento, solo he divulgado la teoría y práctica de las Zonas Shen Shu del lado izquierdo; sin embargo, son claves las Zonas del lado derecho –que próximamente divulgaré-, Zonas en las que se encuentra un secreto guardado generación tras generación, solo desvelado ha quien merece la confianza del maestro taoísta, en este caso me fue desvelado por el Doctor Shen Po.

Soy autora del libro que lo acredita- único en occidente: “LA CASA DE LOS SABIOS –Shen Shu el espíritu de los animales”.

La palabra Zonas de Especie -Shen Shu en chino, significa diferentes cosas, por ejemplo: El espíritu de los animales, o Compartir el espíritu de los animales, la Casa de los Sabios, libro de sabiduría, espíritu de la naturaleza, los sentimientos de los animales ect, ect…

Es un microsistema, un micro universo que nos comunica con la filigénesis de los animales.

No es un masaje cualquiera que se realiza en punto de acupuntura o masas musculares, sino que la técnica encierra toda una filosofía a veces difícil de comprender en occidente.

En palabras del Doctor Shen Po expresa como hay que entender la filosofía de la Medicina Tradicional China y sus reglas energéticas mas antiguas, los Cinco Movimientos, y practicar un diagnostico energético completo… necesario conocer la energía de los diferentes animales de los Cinco Movimientos: animal Madera, Fuego, Tierra, Metal y Agua, para saber localizar estas Zonas. Zonas que pueden ser masajeadas siempre que intentemos conectar con el espíritu del animal que estamos masajeado, permanecer en silencio y pensando e “intuyendo lo que nos dice esa Zona” la energía del animales se expresa a través del Shen Shu, por ello esta Zona se traduce como “espíritu de los animales”

Lo importante de las Zonas de Especies en acupuntura es que, con una sola aguja podemos obtener resultados muy satisfactorios.
Su correcto empleo asegura una eficacia extraordinaria, puede tratarse tanto las enfermedades agudas, crónicas y también traumatismos, si se desea se puede combinar con otros puntos de acupuntura.

Para punturar estas Zonas es necesario conocer el diagnostico en la Medicina Tradicional China y así realizar tratamientos eficientes.

Se les suele indicar a los propietarios que les hagan masaje en esta Zona de Especie - Shen Shu- sirve además como relajación para ambos y para establecer un contacto mutuo y sentir lo que las Zonas de Especie significan- “compartir el espíritu de los animales”.

Para ver lo que significa el Shen Shu veamos el caso siguiente

 

CASO CLINICO EN EL ZOOLOGICODE BARCELONA: YOLIN Y CHANDID UNA PAREJA DE SIMIOS

Los sentimientos de los animales- SHEN SHU

En una ocasión viví una increíble historia la cual puede hacernos reflexionar sobre la inteligencia la “comunicación” y los sentimientos, de los simios:
En el zoológico de Barcelona,- “La Casa de los Sabio”- que por mi profesión tuve contacto con los simios, viví una historia triste y al mismo tiempo maravillosa, una extraordinaria experiencia con simios.
La primera parte de esta historia me fue explicada por su cuidador, que deseoso de ayudar a estos asombrosos seres se decidió a contármela: dos simios a quien llamaremos Yolin y Chandi, y Juan al cuidador.

Se trataba de una pareja de simios asombrosamente inteligentes, Yolin era la hembra, y Chandi el macho, la pareja estaban muy unidos, no podían pasar ni un instante separados, estaban muy enamorados, se advertía en las miradas llenas de ternura complejidad y cariño que ambos intercambiaban, y en la amabilidad con que se prodigaban las caricias, en una palabra, no podía vivir el uno sin el otro.
Yolin era muy femenina y hermosa, le gustaba mucho pintar con lápices de colores se peinaba, con aire y gracia.
Por su parte Chandi también tenia un aspecto inteligente, si le daban un cuaderno, lápiz y pincel, trazaba rayas con singular simetría, solía repetir los signos según el estado emocional en el cual se encontraba.
Una mañana en la que su cuidador les visitó para llevarles la comida y prodigarles sus cuidados solo encontró a Chandi. Le participaron que a partir de ese día solo estaría ya Chandi pues Yolin había sido trasladada a otro Zoo-
Por esta cruel separación, Chandi estaba irremisiblemente triste sin su compañera Yolin.

Ante el hecho Chandi entró en una gran depresión. No quería mirar a la gente, siempre iba con un saco o un y un puñado de paja con ello se cubría la cabeza o todo el cuerpo, con esta indumentaria paseaba por la jaula de un rincón a otro, triste, y deambularte siempre de espaldas a la gente- apenas comía y esto unido a la gran tristeza y depresión, dio lugar a que su esplendida figura se desmejora, los responsables del Zoo empezaban a considerar el futuro de Chandi ya que para ellos-“ este ya no era un animal “digno” de ser “exhibido al publico”
Estudiando el problema los etólogos, psicólogos y veterinarios creyeron encontrar la solución, para que Chandi estuviera contento le proporcionaron otra hembra, pero el tenia sentimientos y solo quería a la compañera de toda su vida, así que esta idea no funcionó, la nueva compañera era preciosa; pero Chandí no se sentía motivado, al contrario su reiterada tristeza y melancolía iba en aumento, se volvió violento y ya no dejaba entrar a nadie a su recinto, la única persona que podía hacerlo era su cuidador Juan, la reiterada vida de dolor y tristeza le llevó a enfermar gravemente, deambulaba por su jaula envuelto en su saco, como alma en pena, añorando a su amada... pasaba el tiempo bajo los atentos cuidados Juan que era el único que le comprendía pero… que nada podía hacer.

El espíritu de Chandi enfermó hasta el extremo, primero emocionalmente mas tarde de una patología pulmonar... fue entonces cuando Juan entusiasmado por la eficacia que observaba en los tratamientos de acupuntura en los animales que practicábamos en clase me explica la historia.
En estas condiciones y bajo la cautela del cuidador fue cuando yo visité a Chandi: Habíamos quedado en que una vez el cuidador dentro de la jaula palparía los puntos y las Zonas de Especie Shen Shu en la espalda de Chandi, y en la modalidad de la técnica de los puntos de acupuntura y Zonas de Especie Shen Shu que yo le había indicado, en una lamina de anatomía de simios- naturalmente yo no podía entrar en la jaula,- acercarme o tocarlo según sus indicaciones…
-permanecí prudentemente cerca y fuera de la jaula-: concentrada observando a Chandi, su pelo, su figura, su manera de presentarse y sobre todo sus ojos, mis pensamientos fluían hacia el, mi actitud está en concordancia a lo que dicen los antiguos sabios chinos ”poner la intención”, tras estos breves momentos, el cuidador habló a Chandi como dirigiéndose a una persona: “mira es Marita, te dije que vendría para poder ayudarte y me enseñará la Zona de tu especie… para yo poderte hacerte masaje Shen Shu y aquí está¨. Entonces ocurrió algo maravilloso, Chandi cacto y entendió mi pensamiento, se acercó a los barrotes de la jaula, tiró su indumentaria y con las palmas de la mano hacia mi, se presentó en silencio…cuando le hablé su cara triste y sombría se iluminó, quise vislumbrar una sonrisa, estaba tan emocionada que corrían lagrimas por mis mejillas, Chandi era una “ser” que sabia trasmitir sentimientos dar confianza… había captado mi intención… un mágico instante de intercambio, un idioma sin palabras fluido y maravilloso… entonces tendió su mano a través de las rejas y se la tomé… era una mano firme y temblorosa, ruda, áspera pero frágil y dulcísima a la vez…

en ese contacto pude apreciar su temblor interno, su angustia infinita, en ese instante y al tocar su mano capté ese espíritu y pude acceder por un momento y suavemente al punto Ho Qu -Valle profundo -4 IG.- insinúe un pensamiento, un deseo fue captado por Chandi que deseoso de afecto se mostró cariños tranquilo y comunicativo… entendí lo que pasaba dentro de el y el lo que pensaba.
¡¡-Esto es el Shen Shu-!! Nunca mejor expresado- yo estaba realmente emocionada, ¿Cómo tener miedo de esta maravillosa “persona”! permanecimos con las manos unidas por un tiempo… le dije muchas cosas y el con su entrañable mirada aún me dijo más… (en esta comunicación se expresa el Shen Shu) el ¡¡¡asentía con la cabeza como entendiendo mi lenguaje!!!... mejor dicho seguro que entendía las palabras de cariño y esperanza que bajo mi sentida emoción intentaba trasmitirle. Era maravilloso sentir esas sensaciones y saberlas correspondidas.

El cuidador estaba emocionado antes la escena. Según mi indicación realizó el tratamiento con masaje en Zonas de Especie Shen Shu – y también hizo moxa, visité varias veces, Chandi mejoró mucho, su comportamiento se modificó, respiraba mejor, se espaciaron los ataques de asma, y dejó de ser violento.

Pasado un tiempo encontré a Juan me dijo que ya no trabajaba en el zoológico… pero supo que Chandi había recaído y entró en un proceso de decaimiento físico y psíquico... seguía añorando a su compañera... su corazón estaba herido de muérete, el recuerdo de su amada era demasiado fuerte, le perseguía, no podía evitarlo, y en este estado pasaba tristemente los días. Hasta que Chandi lejos de su amada, murió de tristeza y melancolía.
Naturalmente- ya nadie le hacia Shen Shu, ni moxa, y menos aun le colmaban de caricias y comprensión… ¡yo era su padre para el! me dijo Juan.

Cuando pienso en Chandi y en lo cerca física y emocionalmente que estuve de una “persona” tan maravillosa no dejo de emocionarme y de pensar en el, y en clara exposición que nos dio a cerca de los sentimientos de los animales y de la comunicación sin palabras – Shen Shu- y de entender de cómo estos sentimientos son la causa de enfermedad, cosa que el hombre de hoy ni entiende ni tiene en cuenta con respecto a los animales, el ser humano ha perdido los sentimientos, no le importa el sufrimiento de otras especies. Podemos decir que el ser humano es la especie animal más agresiva del planeta, el que crea los más graves problemas ecológicos, y el que más hace sufrir a los otros animales.

Marita Casasola

©Marita Casasola - Diseño MOO
-
VOLVER A CASOS