Medicina preventiva

En la Medicina Tradicional China, la Acupuntura, aunque también sea curativa, nació como terapia previa a la enfermedad. Hablar de medicina preventiva entraría dentro del campo de la filosofía china, porque la Acupuntura es también una filosofía según la cual cuando un caballo se enferma casi siempre es por culpa del hombre.

Los caballos no han elegido el ti­po de vida que llevan, por lo que, tanto si están sanos como si están enfermos, no pueden decidir qué tipo de existencia les convendría o les gustaría lle­var para mantenerse en salud: el ser hu­mano es el que actúa por ellos. De ahí que hablar de prevención en la acupuntu­ra equina sea una utopía aunque, con una buena voluntad del humano, algo sí se podría lograr.

La palabra medicina nos hace pensar en un método curativo, pero la expresión "medi­cina preventiva" debe hacernos trascender

de este concepto para llegar a otro que na­da tiene en común con el, porque no hay nada que curar. Ya que en este caso sólo persigue evitar la enfermedad, podríamos decir que sería una pre-medicina, porque la salud aún permanece, y la función de esta forma de actuar de la tradición china es velar para que la salud persista.

Como vemos, se trata de dos formas dife­rentes de ayudar a los caballos a través de la acupuntura, una cuando están enfermos y otra cuando están sanos.

La primera pregunta que tiene que res­ponder la Medicina Tradicional China "co­mo medida preventiva" es: ¿por qué en­ferma el caballo? Y la segunda sería: ¿qué hacer para evitarlo? En cuanto a la primera pregunta las respuestas pueden ser múlti­ples, como en los humanos: comidas in­adecuadas, relaciones con los humanos poco gratificantes, emociones contenidas -tristeza, melancolía, soledad, ira, rencor, miedo o pánico-, alteración de los ritmos biológicos, antagonismo entre lo que pien­sa y le gustaría hacer un caballo y lo que le obligan a ejecutar, también la persistencia en lugares inadecuados para un caballo -oscuros, poco ventilados, fríos, calurosos, húmedos-, etc. etc.

Después de este análisis viene el qué puede hacer el hombre para evitar esto. Aunque no sea fácil, sí hay algunos puntos que, por poco que nos lo propongamos, podríamos incidir sobre ellos, mejorándo­los, al evitar situaciones inicuas (al prin­cipio mencionadas) que merman la salud del caballo. Eso supone, para nosotros los humanos, saber estar en la vida de una forma diferente, y esta es una exigencia de la "Medicina Preventiva China", la cual de­beríamos procurar para el bien de nuestro sufrido caballo y para nosotros mismos.

CASO CLÍNICO

"JAGUAR", CABALLO DE ONCE AÑOS
PROPIETARIA: ANA FERRER- BARCELONA
DIAGNÓSTICO OCCIDENTAL MIEDO-PÁNICO

• Antecedentes

Cuando compraron a "Jaguar" era muy miedoso, desconfiado y rebelde, tenía problemas graves de salud y de comportamiento. El trato cariñoso actual, alimentación natural adecuada, los cuidados vete­rinarios apropiados, acompañados del cariño, y los deseos de superación que le daban sus nuevos propietarios hicieron que se mejorara.

• Exploración

Una noche, muy cercano al establo se oían ladridos de perros y gruñidos de jabalíes en tremendas re­yertas. "Jaguar" fue presa de un ataque agudo de pánico, y los propietarios estuvieron toda la noche calmándolo. En posteriores días "Jaguar" mantenía su miedo, nerviosismo, falta apetito, desconfianza, furia, no quería estar solo... Hacía pensar que antes de comprarlo había vivido situaciones de grandes pánicos...

En esas condiciones los veterinarios sugirieron que "Jaguar" tenía que superarlo por sí mismo y, como no fue así, acudieron a la acupuntura.

• Diagnóstico energético

Exceso de Yang de fuego y déficit de Yin Agua
Afección del Shen -Psiquismo:

El pánico está relacionado con la energía de Riñon.

En esta situación de grandes desequilibrios a nivel

Energético es difícil controlar el pánico con químicas

porque es el espíritu el que está enfermo.

La mejoría con acupuntura se obtuvo a las pocas

horas.

• Tratamiento

9E. 4P. 20VG. Zona de Especie controlado relaciones

Fuego-Agua. En la primer sesión mejoró y sigue con

"tratamientos preventivos", en actualidad goza de una buena salud física y mental.

©Marita Casasola - Diseño MOO
-
VOLVER A CASOS